Sobre Carlos Márquez

Breve reseña de Vida

Egresado del Instituto Politécnico de Diseño y del Instituto Europeo de Diseño, ambos ubicados en la ciudad de Milán Italia, con los títulos de Ilustrador y Visual Designer respectivamente, ha dedicado 30 años a la docencia. Ayudando en la formación de 3 décadas de artistas y profesionales de la Comunicación Visual y el Diseño en Venezuela, primero  como socio fundador del Instituto de Diseño de Caracas en 1983 , donde crea la primera escuela de Ilustración en Venezuela y luego desde 1998 con la fundación del Centro de Diseño Digital y sus 5 sedes en Caracas,  San Antonio de los Altos, Valencia, Guarenas y en la Cuidad de Panamá, PA. Desarrollando todo el contenido programático y curricular para establecer el perfil del Comunicador Visual, orientado a contenidos dinámicos de web y multimedia. Labor esta que ha compartido con un vasto trabajo de investigación y desarrollo de técnicas como artista plástico en los últimos 17 años, siendo pionero del Arte Digital en Venezuela.  Su obra es una experiencia multimedia, que incluye ilustración, fotografía, videos unidos una misma expresión.

 

El proceso y la Técnica

“Tuve la fortuna de formarme en la vieja escuela, mis estudios de diseño industrial en Caracas y luego de comunicador visual e ilustrador en Milán me dieron la habilidad técnica y conceptual de cuando el oficio era pensar y ejecutar con las manos, sin embargo para cuando aparece la tecnología digital mas que rechazo abrace el alcance y las posibilidades de los nuevos medios, comprendí rápidamente que ambos mundos no eran opuestos por el contrario la simbiosis de lo analógico y lo digital me permitieron poder desarrollar una técnica extensa que abarca diferentes manifestaciones pictóricas, tridimensionales y digitales, mi obra va desde el dibujo en papel a la pintura tradicional como la acuarela, el gouache, el acrílico, la fotografía, la intervención y edición digital con aplicaciones como Painter, Illustrator y Photoshop para luego seguir interviniendo con medios tradicionales nuevamente.”

 

Sobre su obra

“¿Cómo podemos apreciar la obra de Carlos Márquez?

Su obra representa una imagen que se logra  a través de la mezcla o unión de distintos elementos que se integran; líneas, transparencia, volúmenes, áreas, atmósferas, valores, equilibrio y desequilibrio, que resumiría en dos palabras: Misterio y Sensibilidad.

Carlos compone todos los elementos hasta lograr un misterio.

Su obra expresa los sentimientos y emociones que el artista conoce, su penetración en la naturaleza de la vida sensible, su representación de la experiencia vital, física, emotiva y fantástica.

Toda obra se vale del lenguaje para expresar o comunicar y esto lo logra mediante la metáfora con la que transforma la realidad.

Y Carlos Márquez domina todo esto como pocos”

 

                                                                                              Antonio Parodi.
Editor de Arte. Centro de Arte Contemporáneo de Caracas

 

“Me dieron cien, requería diez mil cuando es mil lo que en palabras vale una imagen.

El trabajo de Carlos es fusión entre locura y belleza.

Sus cuadros plasman necesidad, armonía, elegancia, empatía, y sutilezas que desafían al verbo, lo obvian.

Carlos es la era conceptual en su mejor expresión.

El verbo, en sonidos o textos secuenciales, se analizan en el centro que le da sentido lógico al universo cuando sus imágenes son un todo con el todo.

Arremeten al unísono produciendo matices emocionales que estimulan ideas, metáforas y activan apetitos, la vista y la imaginación, y en breve, despiertan el espíritu.

Por algo una imagen vale mil palabras (y a mi solo me dieron cien).”

 

                                                                                                                     Jorge Olavarria
Escritor

Sus Procesos creativos

En bidimensional…

Partiendo de una ilustración  realizada  en papel, de esas miles de las que como ejercicio y oficio realiza constantemente, comienza un recorrido que ocupa muchas de sus pasiones. Luego de redibujar todo digitalmente, empieza sobre un fondo negro, a sacar los detalles de ese enriquecedor mundo que hasta entonces solo logra ver su mente.  Meticuloso proceso de  detalle como si cada pequeño pedazo del personaje fuese a ser una obra completa terminada, cada detalle es un mundo en el que es fácil perderse.  Una vez terminado el dibujo a detalle, vine la incorporación de las patinas, realizadas mediante un sin fin de técnicas, desde la fotografía que el mismo hace, hasta las que realiza en hojas de papeles que se trae de todos los lugares del mundo que visita; manchas, rayas, sombras, grietas, conforman un universo de transparencias y profundidad que hacen que el espectador se sumerja perdido en la búsqueda de todo cuanto el artista expresa. Personajes tan detallados y descompuestos a su vez no pueden mas que reflejar la profunda belleza de la fragilidad del ser.

En tridimensional…

El conjuro de todo lo que le gusta y mas. Cuando vemos su obra tridimensional multimedia, vemos como todas sus pasiones se unen en una experiencia única. Parte de un muñeco o munny de los art toys, sin embargo, ya esta diseñando para fabricar sus propios muñecos.  Comienza el proceso de intervención, los pinta, les pone ojos, corazón, sonidos, cornetas, conexiones eléctricas, soldaduras, leds, pantallas digitales de video o fotografía y crea las imágenes en video, secuencias de 31 obras pequeñas que aparecerán progresivamente y que le da sentido de tiempo, lugar y espacio al personaje, diseñando y construyendo con cada obra un universo que sin duda existe y al que nos invita el artista con cada pieza. Es una obra única, genial y divertida a la vez que profunda y compleja, como lo es él, como lo es el artista.

 

 

Manela Lizarzabal
Diseñadora